Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

HISTORIA DEL IDIOMA GRIEGO

01 – LA LENGUA GRIEGA

Introducción
El idioma griego proviene de las antiguas civilizaciones griegas. Y es la lengua indoeuropea con la mayor historia documentada, puesto que cuenta con más de 34 siglos de evidencia escrita, entre ellos el Nuevo Testamento de las Sagradas Escrituras.

En la antigua Grecia (del siglo XII aC) no existía una lengua uniforme que sea común a todos los pueblos griegos, sino que existían diversos dialectos de un mismo bloque lingüístico. Si bien muchos dialectos eran mutuamente comprensibles había diferencias gramaticales, sintaxis sistemática y diferencias fonológicas entre ellos.


Primeras variantes
Entre las variantes griegas registradas durante el período del siglo VII al II aC se encuentran:


  • El griego jónico-ático, hablado en el Ática (la región de Atenas), las islas Egeas, la Jonia microasiática y las colonias jónicas de ultramar. Es el griego que mayor relación tiene con el griego bíblico.
  • El griego dórico, hablado en el Peloponeso del sudeste, Creta y la Doria microasiática; además de ser la lengua franca en la colonia itálica de Magna Grecia.
  • El griego eólico, hablado en Beocia, Misia, Larisa y otras regiones circundantes menores.
  • El griego noroccidental, hablado en el Peloponeso del noroeste, la Grecia central y Epiro; aunque los griegos consideraban "μιξοβάρβαρος" (semibárbara) a la lengua de las regiones periféricas del noroeste);
  • El griego arcado-chipriota, último reducto del griego micénico, propio de los descendientes refugiados micenos asentados en los Pueblos del Mar, hablado en Arcadia y Chipre.
  • El griego panfilio, también considerado "μιξοβάρβαρος" por los griegos de la madre patria, hablado en la costa de Panfilia; y efectivamente contaminado por las influencias extraídas de la lengua epicórica no griega.

Ejemplos de variantes lingüísticas o rasgos distintivos
Entre las variantes lingüísticas podemos mencionar casos sencillos tales como:
En el griego occidental la a se mantiene, mientras que en el griego jónico-ático pasa a ser h y otra vez a detrás de e, i aunque esto último solo suele darse en el griego ático.
El grupo de vocales cerradas e, o se contrae en el griego ático de forma independiente del griego jónico: e en eu, y o,  en ou aunque esto último solo suele darse en el griego ático.
Otro grupo a destacar es la situación jónica tt que se transforma en ss en el griego ático

Como puede verse el idioma griego a lo largo de su existencia ha sufrido muchos cambios, pero podemos distinguir tres clases o tres tipos de idioma griegos que han sobresalido y han prevalecido: El Griego Clásico, El Griego Koiné y el Griego Moderno

¿Qué son y qué diferencia hay entre el griego clásico, el griego koiné y el griego moderno?

- El griego clásico: Es un idioma que pertenece a la familia de lenguas indoeuropeas (Jafecita); Puntualmente es el griego antiguo, culto, un griego puro, bien hablado y utilizado por los filósofos helenos y el utilizado en obras literarias seculares griegas como las de Homero, Heródoto, Platón, etc.
El griego clásico es un idioma flexivo, contiene una amplia gama de expresiones por medio de vocablos raíces, juntamente con prefijos y desinencias. Este idioma ha sido de gran influencia para los demás pueblos en tiempos de los imperios.
Actualmente no se habla, pero es motivo de estudio en muchas universidades seculares para la interpretación de obras literarias de las antiguas culturas (obras como la Ilíada y la Odisea).

- El griego koiné: koiné significa común o sencillo. Este lenguaje es una variante del griego clásico que actualmente tampoco se habla, y que algunos eruditos lo han considerado como un idioma mezcla de cuatro dialectos (en su mayoría el griego ático, jónico con matices del griego dórico y eólico).
Este es un lenguaje que se había extendido desde los años 330 aC por medio de Alejandro Magno y se ha usado hasta el 500 dC en todos los pueblos sometidos por el imperio griego y se sostuvo durante todo el imperio romano como lengua internacional.
El griego koiné es un idioma inteligente que ha sido utilizado como base de expansión para las relaciones internacionales del imperio greco-romano, de allí el derivado "koiné" o "común para todos". Una referencia bíblica de esta afirmación puede verse en Juan 19:19-20 en el título cabecera con el que crucificaron al Señor Jesús que fue escrito en hebreo, en griego koiné “ellhnisti y en latín.
Lo interesante de este lenguaje es que permitía el surgimiento de varios dialectos basados en la lengua griega.
El que nos interesa es el griego koiné ático-jónico que fue el idioma con el que los apóstoles judíos, los hermanos de Jesús y Lucas han escrito el Nuevo Testamento. Estos judíos que creyeron en el Señor Jesucristo, siendo semitas, no difundieron su idioma hebreo, ni el arameo, ni el griego clásico, sino el griego koiné, porque este lenguaje era el ideal para expresar con precisión la sutil complejidad de la Verdad de la doctrina del Señor Jesucristo. Estos hombres inspirados por el Espíritu Santo, nos han dejado como legado mediante el griego koiné el testimonio de la Verdad.
Es importante destacar que la antigua escritura en griego koiné era una escritura corrida, sin separación entre vocablos, sin signos de puntuación, sin acentos y sin tildes.

- El griego moderno: Este es el idioma que actualmente hablan los griegos, una lengua rica, bien estructurada y que deriva del desarrollo evolucionado del griego koiné.
Después del siglo V al griego koiné se le agregaron rasgos fonéticos, y un acrecentamiento en el léxico y en la gramática, formulando un sistema de puntuación, acentos y tildes. Desde entonces el griego koiné paso a ser un griego medieval mejor estructurado e interpretativo y de allí a un griego bizantino, que se conoce también como griego cursivo por usarse un griego minúsculo que ocupaba menos espacios y era a su vez más rápido de escribir y hasta en cierta forma una escritura más elegante que posteriormente fue evolucionando más para desembocar en el griego moderno.

______________________________

Sobre el desarrollo del estudio:
De acuerdo a lo expuesto anteriormente, recordamos que en el griego koiné se desconocen por completo los signos de puntuación, los acentos y las tildes.
El lector debe saber que los manuscritos originales (ms inexistentes) se escribieron en griego koiné uncial mayúsculo, todo de corrido, sin dejar espacio entre palabras, y en muchos casos con vocablos simplificados.
Durante los primeros siglos y hasta el siglo V los manuscritos del Nuevo Testamento se copiaban en griego koiné (mss). Pero posteriormente con la evolución del griego koiné al griego medieval o bizantino (griego cursivo), las copias de los manuscritos sufrieron también esos cambios, y por esta razón los manuscritos del Nuevo Testamento a partir del siglo VII en adelante se escribieron con un griego bizantino, es decir con un griego koiné afectado por un sistema de puntuación, acentos y tildes sin que esto afecten el vocabulario de los mismos y que tenían como objetivo alcanzar un texto mejor estructurado con una mejor presentación, tales signos se han agregado también para acelerar la interpretación, pero lo que hay que destacar es que al hacerlo han dejado un texto con ciertas "pre-interpretaciones".
Por lo tanto, debe entenderse que los signos de puntuación no son neutrales sino interpretativos (son interpretaciones).
Por estas razones en este estudio se ha resuelto quitar los acentos y tildes, dejando un "texto neutral" lo más cercano posible al texto original en koiné, dado por sentado que los signos son una invención moderna y que en su mayoría imponen una cierta interpretación que afecta al texto bíblico.

Texto Griego de trabajo y desarrollo en el estudio: Texto Bizantino

¿Qué es el Texto Bizantino o Texto Mayoritario?

El "Texto Bizantino" o "Texto Mayoritario": Es la designación general para el conjunto de numerosos manuscritos del Nuevo Testamento (mss en griego cursivo) escritos en un griego medieval de pequeñas y elegantes letras en estilo corrido con signos de puntuación, acentos y tildes. Es por esta razón que se les llama también "Texto Bizantino" porque hace referencia a que los manuscritos se escribieron a lo largo del imperio asiático (balcánico) bizantino, entre los siglos VII al XII, en un griego cursivo medieval en señal de demostración del triunfo del idioma griego sobre latín.

Estos manuscritos datan mayormente desde el siglo VIII al XII y es el producto de muchos escritores cristianos (no católicos) salidos de las escuelas bizantinas que no estaban de acuerdo con la política religiosa católica, ni con su nefanda biblia en latín (la Vulgata), y que con el objetivo de preservar el Nuevo Testamento en su lengua original (griego), hicieron sus copias de manuscritos unciales (mss unciales koiné) en un griego bizantino, que se distribuía por toda Asia Menor, estos manuscritos sufrían la persecución de la religión católica y muchos de ellos se perdieron o desintegraron por estar hechos con materiales perecederos.
Penosamente muchos de estos escritores fueron perseguidos, humillados y sus obras quemadas. Las Iglesias de aquellos siglos que se ocultaban y escapaban de la fulminante persecución católica, preservaban estos manuscritos y estaban continuamente transcribiéndolos.
Actualmente se cuenta con una documentación de aproximadamente unos 5.000 manuscritos (y muchos más que están sobreguardados por cuestiones de seguridad) y es en volumen testimonial la más grande sobre cualquier otra obra literaria, por esta razón recibe el nombre de "texto mayoritario" por la cantidad de evidencia histórica que la respaldan.
A su vez es muy importante destacar que estos manuscritos en conjuntos tienen un una coincidencia entre sí de un 93% y un 95% si se reduce a la mitad. En muchos casos la falta de coincidencia no se debe a modificaciones textuales sino más bien a que ciertos manuscritos tienen lagunas (espacios en blancos por completar) o ciertas interpolaciones interpretativas. No se puede decir lo mismo de los manuscritos minoritarios (textos como el códice sinaítico, códice alejandrino y códice vaticano) que en conjunto no superan los 230 documentos y que si bien están escrito en un griego más antiguo (mss uncial koiné) no alcanzan a tener un 65% de coincidencia entre ellos mismos y en muchos casos están visibles las enmiendas, las tachaduras y las interpolaciones. Cabe destacar también que la procedencia de estos manuscritos proviene de monasterios católicos de Egipto y Arabia y que discrepan grandemente con los manuscritos asiáticos bizantinos (recordando que el desarrollo del cristianismo ha comenzado en la península balcánica de Asia Menor)

Sin duda el Texto Mayoritario es la obra literal más precisa en cuanto al copiado griego de manuscritos del Nuevo Testamento de las Escrituras, que por muchos siglos ha sido la única base Escritural con respecto al Nuevo Testamento provista para la Iglesia y que a partir de mediados del siglo XX ha sido despreciada y suplantada por el nefando Texto Minoritario: Códices Sinaítico, Alejandrino, Vaticano.

¿Qué es el Texto Minoritario?

Se llama Texto Minoritario al conjunto de manuscritos unciales (mss unciales koiné mayúsculo) que no superan en número los 230 documentos y como ya hemos dicho antes no alcanza a tener una coincidencia del 65% en sí misma y que muchos eruditos han calificado dicho texto como deficiente para cualquier traducción bíblica. Sin embargo las sociedades bíblicas unidas las han impuesto como patrón de traducción por encima del Texto Mayoritario.
El Texto Minoritario está compuesto básicamente por tres códices: El Códice Vaticano supuestamente hallado en el año 1481, más el Códice Alejandrino que se dio a conocer después del 1628 y el Códice Sinaítico hallado en 1844 en un monasterio católico; Que influenciado por un concilio ecuménico dirigido por la religión católica en el siglo XIX (años 1967 y 1970 mediante Juan Pablo II y Kurt Aland) impusieron esta compilación como base de traducción para las biblias del siglo XX.
Es importante destacar que el Texto Minoritario discrepa en unas 7580 variantes con respecto al Texto Mayoritario, en muchos casos palabras quitadas, palabras añadidas, palabras cambiadas de lugar y muchas omisiones.

- La influencia de las Sociedades Bíblicas:
Lamentablemente desde hace 100 años, las sociedades bíblicas actuales, influenciadas por el ecumenismo religioso, han dejado de lado al Texto Mayoritario para imponer, manipular, monopolizar y mantener el control de la impresión de las biblias basadas en el Texto Minoritario.
El cristiano ignora por completo que el incoherente Texto Minoritario es la fuente con la que se están formulando las nuevas versiones que actualmente cunden mundialmente (LBA: Biblia de las Américas, NVI: Nueva Versión Internacional, DHH: Dios Habla Hoy, LPD: Libro del Pueblo de Dios, VR: Versión Recobro, TNM: Traducción Nuevo Mundo, BLA: Biblia Lenguaje Actual, entre muchas otras).

¿Qué es el Textus Receptus?

La expresión en latín "Textus Receptus" significa Texto Recibido.
El Textus Receptus es el título a varias obras literarias impresas en griego del Nuevo Testamento de las Escrituras, producto del esfuerzo de muchos hombres que tenían el propósito de establecer un patrón de traducción y declararla como "la autoridad final" del Nuevo Testamento. Estos hombres se han encargado de juntar, analizar y revisar los manuscritos bizantinos (mss cursivos bizantinos) que se han tenido al alcance en aquellos tiempos.
Vale decir que el Textus Receptus procede o fue elaborado en base al Texto Mayoritario, pero que lamentablemente ha sufrido la influencia religiosa de aquellos tiempos. Por esta razón, irónicamente ante la diversidad de revisiones hechas sobre la misma obra en tan poco tiempo, en las que se verifican varias correcciones, la dificultad radica en que hasta la fecha existen discrepancia para determinar cuál de ellos debería considerarse verdaderamente como el Texto Recibido o la autoridad final del Nuevo Testamento.

Los revisores de esta obra consideran falible el hecho de considerar el Textus Receptus como el Texto Recibidos por todos y por la misma razón considera falible que el Textus Receptus sea la autoridad final del Nuevo Testamento. Se debe considerar al Textus Receptus como un gran testimonio histórico del Texto Mayoritario.

Los revisores de esta obra están plenamente convencido de acuerdo a las evidencias históricas y a las múltiples diferencias con respecto al Texto Minoritario, que LA AUTORIDAD FINAL PARA EL NUEVO TESTAMENTO ES EL TEXTO MAYORITARIO y que todo cristiano tiene derecho a conocerlo a pesar del desprecio de las actuales sociedades bíblicas.

Historia resumida del Textus Receptus
El primero en tomar la iniciativa de formular un texto patrón basado en el Texto Bizantino fue Desiderio Erasmo de Rotterdam (1469-1536) un holandés humanista, que recopilo unos cinco volúmenes del texto bizantino y que apresuradamente terminó y presentó su primera obra en 1516 pero que posteriormente sacó otras cuatros ediciones más (1519, 1522, 1527, 1535). Su segunda edición del año 1519 fue utilizada por Lutero para traducir del griego al alemán, cuya versión se conoce como "La biblia de septiembre"

Entre otros, la obra de mayor influencia fue la de Robertus Stephanus (1503-1559), conocido también como Robert I Estienne, que realizó varias ediciones, las primeras dos (en 1546, 1549) siguió el texto griego de la cuarta edición de Erasmo, revisándola con la edición complutense. Su tercera edición del año 1550 es la más conocida y es esta la que muchos eruditos consideran como como el Textus Receptus. En el año 1551 Robertus agregó una numeración versicular a su obra.

Posteriormente Abraham Elzevir (1592-1652) publicó su edición en el 1633 con la inscripción  "Textum ab omnibus receptum" (Texto recibido por todos) y que no difiere de la obra de Robetus  Stephanus.

Aplicación del Textus Receptus
El Textus Receptus se ha usado como patrón griego del Nuevo Testamento o plataforma de traducción para muchas biblias en muchos idiomas. Entre las traducciones conocidas, Casiodoro de Reina en el año 1569 sacó su primera edición al castellano, revisada en 1602 por Cipriano de Valera, posteriormente se han realizado revisiones de actualización lingüística en el los años 1862, hasta que Sociedades Bíblicas tomó el control sobre las mismas realizando las revisiones 1909 y 1960. Sin embargo no se puede decir lo mismo de las versiones posteriores a estas que han sufrido la influencia religiosa y se han mezclado con el Texto Minoritario (RV1972, RV1989, RV1995, RV2000).

Además el Textus Receptus ha sido patrón de traducción de la biblia en inglés "King James" (Rey Santiago), también de la biblia en alemán traducida por Lutero, JV Liesvelt la tradujo al holandés en 1526, Faber Stapulensis la tradujo al frances en 1528, y en 1579 Kralice la tradujo al checo. Todas estas traducciones se han mantenido vigentes por más de dos siglos. Y han sido el sostén doctrinal unificado de muchas Iglesias. Sin embargo las religiones han manipulado y tomado el control sobre estas obras para desacreditarlas con la intención de imponer un nuevo patrón falible e incoherente como lo es el Texto Minoritario.

¿Qué es una traducción?

La traducción es el proceso de conversión idiomática de un texto original a un texto destino (traducido).

Convertir el idioma de un texto original a otro para la interpretación del mismo, no es tarea fácil.
El proceso requiere de varias fases, y de manera resumida exponemos algunas de ellas:
·         Primera fase: La Traducción literal: Proceso de conversión idiomática de un texto vocablo por vocablo por su equivalente exacto desde el idioma original al idioma destino.
·         Segunda fase: La Traducción figurada: Proceso de conversión idiomática que ordena los vocablos traducidos según el idioma destino para que denote la idea o sentido del texto traducido literalmente.

Valores interpretativos agregados

Contexto literal: Entorno lingüístico del cual depende el sentido y el valor de un vocablo, frase o fragmento de un texto en cuestión.

Interpretación literal: Explicar las acciones o los sucesos declarando el sentido del texto mediante su contexto.

La Traducción Bíblica:
Es el trabajo realizado en la obra literaria de traducir e interpretar los libros del Texto original o fuente de las Escrituras en un idioma destino. Obviamente el mayor desafío del traductor es equilibrar entre la traducción literal y la traducción figurada para obtener una interpretación fiel que provea de una comprensión genuina y sincera del contexto del texto del idioma original.
La traducción tiene como objetivo brindar a cualquier lector del idioma destino una plena certeza del sentido y de la idea del texto origen.

Para más información solicitar y leer los siguientes archivos:

-       LAS ESCRITURAS


Solicítelos a apoyobiblico@gmail.com

TRABAJO PRACTICO Nº1

No se espera que el estudiante dedique demasiado tiempo a esta primera lección. Si consideramos conveniente que el estudiante conozca al menos los diferentes idiomas griegos, como así también las principales fuentes de traducción del Nuevo Testamento.

Cuestionario:

1)    ¿Qué origen y que antigüedad tiene el idioma griego?
2)    ¿Cuántas clases de idiomas griegos se conocen?
3)    ¿Qué es el griego koiné?
4)    ¿Qué es el Texto Bizantino o Texto Mayoritario?
5)    ¿Qué es el Texto Minoritario?
6)    ¿Qué es el Textus Receptus?
7)    ¿Qué traducciones se hicieron del Textus Receptus?
8)    ¿Qué manuscritos utilizan las nuevas versiones modernas?

RESUELVA EL CUESTIONARIO EN UN CUADERNO PARTICULAR 
________________________________________________________________________

INTERLINEALES ELECTRONICOS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

CONCORDANCIA MANUAL Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL

LIBROS MAB